TERAPIAS

TERAPIA SISTÉMICA BREVE​

Está orientada a producir cambios lo antes posible en la vida de las personas. Y estos cambios se negocian y se acuerdan como objetivos de la terapia. Para ello, los modelos sistémicos se apoyan en diferentes escuelas que nos permiten utilizar diversas herramientas:

La terapia centrada en soluciones orientada a conocer los recursos de las personas, sus fortalezas, y qué hacen distinto cuando se enfrentan con éxito a sus problemas. La terapia estratégica y estructural · nos permite generar cambios en el funcionamiento familiar o de pareja entendiendo su funcionamiento como un sistema.

La terapia breve del MRI · aporta herramientas útiles para analizar el funcionamiento del problema y provocar pequeños cambios que disuelvan o solucionen el problema.

La terapia narrativa · considera a los problemas como algo externo a la personas, de manera que se puedan enfrentar a ellos de forma más exitosa.

La Neuropsicología es una ciencia perteneciente a las ramas de salud mental y neurociencias. Estudia el cerebro anatómico-funcional en relación con las funciones psíquicas superiores - lenguaje, memoria, atención, visopercepción, procesamiento emocional, entre otras.
Los neuropsicólogos evaluamos, diagnosticamos e intervenimos en:

  • Trastornos del neurodesarrollo como el TDAH, Autismo o Asperger
  • Trastornos neurodegenerativos como Parkinson o Alzheimer
  • Daño cerebral, Ictus, ACV
  • Atención temprana
  • Discapacidad intelectual
  • Altas capacidades
  • Trastornos neurológicos raros como Síndrome de Alcohólico Fetal o Willis
  • Tumores cerebrales

  • A través de la evaluación neuropsicológica tendrás una certeza de qué funciones neurocognitivas se ven afectadas en consecuencia a un trastorno neurológico, daño cerebral y/o trastorno mental. Y, por tanto, tendrás la posibilidad de estimular cognitivamente aquellas que se encuentren deficitarias, rehabilitar las especialmente dañadas y potenciar las que se encuentren preservadas.

    Trabajamos con material especializado para cada una de las áreas cerebrales y funciones neurocognitivas. Ajustándonos a la patología, nivel de conciencia y capacidad intelectual del paciente.

    NEUROPSICOLOGÍA​

    Abandona los pensamientos innecesarios, más bien siente y observa.

    EMDR

    El EMDR es un tratamiento psicoterapéutico que facilita la resolución de los síntomas y la angustia emocional relacionadas con experiencias de vida estresantes y traumáticas. Su eficacia ha sido ampliamente demostrada en todos los tipos de trauma, desde el Trastorno de Estrés Postraumático a traumas de menor entidad.

    Este abordaje psicoterapéutico trabaja activando el sistema de procesamiento de la información del paciente mediante estimulación bilateral (visual, auditiva o kinestésica) que, por diversos factores traumáticos (muertes, abusos psicológicos, emocionales, físicos, entre otros) se ha quedado bloqueado, dando lugar a numerosos síntomas (miedo, tristeza, ansiedad, creencias como "no valgo", etc.). Dicha sintomatología podría derivar en un trastorno de no ser tratada (trastorno límite de la personalidad, adicciones, depresión, trastorno obsesivo compulsivo, etc.).
    La estimulación bilateral, descrita a continuación, facilitaría la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento de la información y el alivio de la carga emocional.

    Estimulación bilateral visual: el paciente, siguiendo los dedos del terapeuta, mueve los ojos de un lado al otro.

    Estimulación bilateral auditiva: el paciente escucha sonidos alternados (música bilateralizada) en ambos oídos.

    Estimulación bilateral kinestésica: el terapeuta presiona suave y alternativamente con sus dedos las manos del paciente.

    EMDR también se ha mostrado eficaz para el tratamiento de fobias, ataques de pánico, muerte traumática y duelos o incidentes traumáticos en la infancia, así como en accidentes y desastres naturales. El objetivo con EMDR es que el paciente procese la información del suceso traumático, lo cual conllevaría una reducción de los síntomas, un cambio en las creencias y un mejor funcionamiento en su vida.

    Mindfulness o atención plena, significa prestar atención de una manera especial: intencionadamente en el momento presente y sin juzgar (Kabat-Zinn).
    De forma rutinaria, y sin saberlo, desperdiciamos ingentes cantidades de energía al reaccionar de forma automática tanto al mundo exterior como a nuestras propias experiencias interiores.
    Con la práctica de la atención plena conseguimos desactivar "el piloto automático", alimentar la calma, llegar a la aceptación de uno mismo y aprendemos a observar nuestra mente en cada momento, dándoles rienda suelta a nuestros pensamientos, sin que nos atrapen ni nos arrastren.
    Algunas habilidades que se aprenden con la práctica de mindfulness son estas

    No esforzarse en alcanzar una meta: Su objetivo es que seamos nosotros mismos, “intentando menos y siendo más”. No esforzarnos en lograr resultados, simplemente concentraos en ver y aceptar las cosas como son, en cada momento.
    Estar en el momento presente: Centrarse en el presente en lugar del pasado (rumiaciones) o del futuro (expectativas, deseos, miedos).
    Darse cuenta: Centrarse en el presente nos permite ser conscientes del estado de la mente (agitada o en calma ) y su contenido (pensamientos, sentimientos y sensaciones físicas). Para abandonar patrones mentales ineficaces, hay que ser conscientes de ellos.
    Descentramiento: Es convertirse en observador que es consciente y toma perspectiva de los pensamientos, emociones y sensaciones físicas que están en el momento presente.
    Ceder (dejar pasar = rendirse a la realidad). Observamos los pensamientos sentimientos o sensaciones. Los aceptamos. No nos dejamos atrapar por ellos. No nos apegamos ni nos identificamos con ellos.
    No juzgar: Todos juzgamos. Se trata de no quedarnos enganchados en los juicios, de no creérnoslos muchos.
    Recientemente, la Psicología Contemporánea ha integrado la práctica de mindfulness como herramienta válida, fiable y con efectos terapéuticos demostrados. Así, fruto de la práctica se observan los siguientes beneficios: reducción del estrés, reducción del dolor crónico, reducción de los trastornos psicológicos (ansiedad, depresión, etc.), aprendizaje de afrontamientos más eficaces, y estado de equilibrio emocional relacionados con el bienestar, la relajación, la calma y la felicidad.

    MINDFULNESS

    ¿Quieres saber más acerca de nuestras terapias?
    Contacta con nosotros y te asesoramos

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar