Mindfulness en el trastorno límite de la personalidad

Mindfulness en el trastorno límite de la personalidad

 

El presente estudio fue presentado como Proyecto Final del I Experto en Mindfulness  (Universidad de Málaga, Junio 2014).

El objetivo del presente trabajo es describir mi experiencia con un grupo de seis personas con diagnóstico de trastorno de personalidad y rasgos límites de personalidad acentuados. El TLP es un trastorno frecuente que afecta alrededor del 1 y el 2% de la población general y que se caracteriza por inestabilidad y ambivalencia de la personalidad en prácticamente todos los ámbitos de la vida de la persona. Según el DSM-IV-TR, el trastorno consiste en un patrón de funcionamiento generalizado y desadaptativo caracterizado por una inestabilidad que se manifiesta en la afectividad, el comportamiento, la cognición y las relaciones interpersonales. Así, en el área comportamental observamos conductas impulsivas, relaciones interpersonales caóticas e intensas, intentos de suicidio (alrededor del 9% se suicidan), autoagresiones, etc.; en el área cognitiva, pensamiento dicotómico, rígido e inflexible, ideas de abandono, etc., y en el área emocional, inestabilidad afectiva, emociones contradictorias, etc.

Según el modelo biosocial de Linehan, en la etiología del TLP existe consenso de la influencia de factores biológicos, psicológicos y socio-culturales. Así, desde este modelo se conceptualiza el TLP como una disfunción del sistema de regulación emocional resultado de la interacción entre aspectos biológicos (alta vulnerabilidad emocional, alta impulsividad, elevada reactividad del estado de ánimo y dificultades en la regulación de las emociones y la conducta) y un ambiente invalidante (patrón de crianza que responde con respuestas inapropiadas o no contingentes a la comunicación de experiencias emocionales del niño, por lo que éste aprende a oscilar entre la inhibición emocional y las crisis emocionales extremas. Otros resultados de la invalidación emocional incluyen dificultades a la hora de identificar y etiquetar emociones, dificultades en la regulación emocional e invalidación de las propias experiencias emocionales).

El TLP presenta, además, una alta comorbilidad con otros trastornos mentales, principalmente con:

  • Trastornos del estado de ánimo
  • Trastornos de ansiedad
  • Trastornos del control de impulsos
  • Trastornos relacionados con el consumo de sustancias
  • Trastornos de la conducta alimentaria

El tratamiento que en la clínica propongo está basado en la Terapia Dialéctica Conductual, pero adaptado y ampliado, esencialmente dos de los cuatro módulos: el módulo de habilidades de conciencia (mindfulness) y el módulo de regulación emocional. Los otros dos módulos que conforman la terapia son el de tolerancia al malestar y el módulo de eficacia interpersonal. Básicamente me guío por la estructura y la dinámica que propone Linehan, pero introduzco nuevos ejercicios de mindfulness (incluyo un módulo de autocompasión), así como cuestiones sobre psicología positiva e inteligencia emocional.

La terapia dura siete meses, durante los cuales cada paciente debe asistir una vez a la semana a terapia de grupo, con una duración de dos horas y media aproximadamente, y dos veces al mes a terapia individual, durando las sesiones una hora.

El objetivo fundamental de la terapia es sustituir las conductas anómalas por conductas competentes, así como construir una vida que valga la pena vivir.

Las metas del entrenamiento en habilidades son:

  • DISMINUIR:
  • Problemas emocionales
  • Problemas interpersonales
  • Inhibición/impulsividad
  • Confusión sobre uno mismo, problemas de pensamiento
  • AUMENTAR:
  • Habilidades de atención plena
  • Habilidades de regulación emocional
  • Habilidades de tolerancia al malestar
  • Habilidades de efectividad interpersonal

A continuación describo el módulo de mindfulness, que es sobre el que versa este trabajo.

Las habilidades que se aprenden en este módulo (duración aproximada de dos meses), siguiendo a Linehan, son las “habilidades qué” y las “habilidades cómo”:

 

Habilidades qué Habilidades cómo
Observar, darse cuenta. No juzgar (al menos, darse cuenta de los juicios que aparecen por la mente, para no sobreidentificarse con ellos y reaccionar de manera impulsiva).
Describir (utilizar las palabras para describir qué sucede en nuestro interior y exterior. Ejemplo: por mi cabeza está pasando el pensamiento de que no hago nada bien). Ser efectivo (hacer lo que funciona)
Participar (meterse de lleno en la actividad que se está realizando, fluir). Centrarse en una sola cosa cada vez

 

Los ejercicios que se realizan en este módulo, por orden, son los que describo a continuación:

  • Observar el tirón de la mente: practicar la observación de la respiración durante tres minutos. Cada vez que me distraiga, me doy cuenta de ello y vuelvo a centrar la atención en mi respiración.
  • Respiración de aterrizaje.
  • Respiración 4×4
  • Respiración 4x4x8.
  • Observar imágenes.
  • Meditación comestible (“meditación de la pasa”).
  • Escáner corporal (meditación centrada en las sensaciones).
  • Meditación centrada en los pensamientos.
  • Meditación centrada en las emociones y autocompasión.

 

Todos los pacientes son informados de los objetivos del estudio y dan su consentimiento para la participación en el mismo.

Resultados:

EVALUACIÓN BLOQUE “MINDFULNESS -ATENCIÓN PLENA”

1.- En relación con el primer bloque de la terapia “mindfulness” o habilidades de conciencia (estar presente en el aquí y ahora) ¿en qué crees que te ha ayudado el ser más consciente de lo que sucede en tu mundo interior y exterior?

 

Paciente 1 (varón, 38 años) Este módulo me ha ayudado muchísimo. Gracias a él, vivo en todo momento en el aquí y ahora.
Paciente 2 (mujer, 40 años) Me ha ayudado de una manera notable. Cada día me siento mejor y con más ganas de practicar y mejorar. La atención plena me ha hecho mejorar en diferentes campos, y disfrutar de esa atención, ha sido un gran placer.
Paciente 3 (mujer, 22 años) Mindfulness me ha ayudado a ser más consciente del exterior. Me ha ayudado a estar más en el aquí y ahora, a disfrutar de mi entorno, a apreciarlo mejor. Con respecto al interior, me ha ayudado a darme cuenta de que tengo un cuerpo “inteligente” que siente. Estoy aprendiendo a escucharlo, lo que facilita mi bienestar, ya que ahora logro comprenderme más y mejor.
Paciente 4 (mujer, 40 años) En todo, tanto interior como exteriormente. Mayor capacidad de aprendizaje y de interpretar, y saber manejar las situaciones externas con los demás.
Paciente 5 (mujer, 25 años) A tener consciencia sobre la comida, mis sentimientos y emociones, y a respirar.
Paciente 6 (Varón, 45 años) Me ha ayudado básicamente a no preocuparme por el tipo de pensamientos que me vienen sino a aliarme con ellos, a verlos como algo inevitable con lo que tengo que aprender a convivir (el paciente hace alusión a pensamientos intrusivos que le empujan a consumir drogas).

 

 

2.- ¿Qué dificultades al practicarlo encontraste al principio? Y ahora, ¿cuáles son los principales obstáculos con los que te encuentras?

 

Paciente 1 (varón, 38 años) Al principio, muchos pensamientos, ahora ninguno.
Paciente 2 (mujer, 40 años) Al principio me costaba concentrarme, aparecían muchas cosas en mi cabeza y me dejaba llevar por ellas, pero poco a poco fue pasando esto. Cada día me siento mejor y disfruto de ello.
Paciente 3 (mujer, 22 años) Al principio sentía mucha incomodidad al practicarlo, no me gustaban las sensaciones que percibía en mi cuerpo. Ahora los principales obstáculos que encuentro son encontrar un momento para pararme y practicarlo, el perder la atención, y en ocasiones, todavía incomodidad con mi interior.
Paciente 4 (mujer, 40 años) Prácticamente ninguna, quizás algo en la concentración al principio.
Paciente 5 (mujer, 25 años) Muchas. Me daba ansiedad, ahora me está costando mucho menos tomar conciencia de mi interior y exterior.
Paciente 6 (Varón, 45 años) Las dificultades iniciales estuvieron relacionadas con la capacidad para entender la actividad, sobre todo al hacerlo formalmente, llegar a encontrarle sentido a la técnica.Ahora el principal obstáculo es mantener la atención en lo que estoy haciendo.

 

3.- ¿Qué cambios notas después de practicarlo? ¿Cómo te sientes?

 

Paciente 1 (varón, 38 años) Quedo mucho más relajado y menos ansioso, y veo las situaciones con más claridad.
Paciente 2 (mujer, 40 años) Realmente han sido muchos cambios, y cada uno lleva otros. Me siento en el aquí y ahora, me siento segura de mi, y eso lo he ido ganando, conociéndome y siendo más consciente de todo.
Paciente 3 (mujer, 22 años) Me siento más tranquila conmigo misma, un poco más en paz. La ansiedad baja. Estoy más conectada con mi cuerpo, me “entiendo” mejor con él. Veo las cosas desde otra perspectiva más objetiva. Las cosas “malas” que me han ocurrido ese día o que estaba pensando, ya no son tan “malas”.
Paciente 4 (mujer, 40 años) Al practicarlo informalmente el cambio y las reacciones se notan al minuto o incluso al instante. Con lo cual me hace sentirme con mayor seguridad.
Paciente 5 (mujer, 25 años) Relajada, como si pudiera respirar mejor. La ansiedad desaparece.
Paciente 6 (Varón, 45 años) Paz de espíritu, sosiego interior, dejar de luchar contra los pensamientos que me vienen y aliarme con ellos. Me siento más descansado y cómodo conmigo mismo.

 

 

4.- Puntos fuertes y débiles antes de empezar la terapia, y puntos fuertes y débiles del presente.

 

Paciente 1 (varón, 38 años) Antes de la terapia tenía mucho odio y rabia guardada, no me quería nada. Me hacía daño físico y tuve muchos intentos autolíticos. En estos momentos, el cambio es radical: me respeto y me quiero, y he aprendido a perdonarme y a perdonar. Conozco mis emociones y no me desbordan ni me frustran.
Paciente 2 (mujer, 40 años) Antes de la terapia, el pasado me acompañaba siempre donde iba, era un lastre insufrible y me sentía ahogada por todo. Ahora soy libre, me siento capaz de todo y afrontar lo que me viene sin miedo y con ganas de vivir. Un suceso hecho realidad.
Paciente 3 (mujer, 22 años) Antes de empezar la terapia un punto débil era el no conocer prácticamente nada de mi mundo interior, no saber de dónde venían todas esas emociones, sensaciones…Ahora sé identificar mejor qué es lo que me ocurre y también sé cómo manejarlo mejor. Un punto débil es no quedarme atrapada por mis pensamientos y emociones, saber volver al presente, al aquí y ahora.
Paciente 4 (mujer, 40 años) Puntos fuertes al principio, ninguno. Los puntos débiles: inseguridad, gran irritabilidad, desconfianza y mucha rabia e ira. En cuanto al presente, todo lo contrario, confianza, mucha templanza y seguridad, y sobre todo, ganas de seguir aprendiendo.
Paciente 5 (mujer, 25 años) Antes de la terapia, los puntos fuertes eran las ganas de empezar y los débiles todos. Ahora estoy aprendiendo a tomar conciencia de mis sentidos y mis sentimientos y a quererme más.
Paciente 6 (Varón, 45 años) Antes de la terapia, mis miedos, mis inseguridades, mi sentimiento de culpa y creer que lo merezco. Ahora, conocimiento y aceptación de mi problema, y practicar la autocompasión.

 

 5.- Comentario generales (sobre ti mismo/a, sobre la terapia).

 

Paciente 1 (varón, 38 años) Ahora me quiero y me respeto y tengo el control de mis emociones. La terapia me ha servido para llegar a esto.
Paciente 2 (mujer, 40 años) Me siento cada día más fuerte para afrontar la vida, con ganas de conocimiento y ayudar a los demás. Disfrutando de la vida y de los pequeños placeres de ella. Me encanta volver a sentir…La terapia es una luz, una ayuda para todos nosotros. Qué alegría de encontrar estas enseñanzas que me encantaría que todo el mundo compartiera. Estoy feliz por mí, por mis compañeros, y por la terapia.
Paciente 3 (mujer, 22 años) Sobre mí: estoy aprendiendo mucho, pero necesito aprender todavía mucho más.Sobre la terapia: es una terapia estupenda si lo que buscas es conocerte mejor y tener mayor bienestar.
Paciente 4 (mujer, 40 años) Sobre mí: soy irreconocible.La terapia: bastante necesaria en mi caso.
Paciente 5 (mujer, 25 años) Estoy muy agradecida, esto es lo que andaba buscando hace mucho.
Paciente 6 (Varón, 45 años) Lo que realmente lleva al cambio es usar y hacer nuestras las armas que nos enseña Vanessa. Noto cambios significativos sobre todo en mi relación familiar.

 

Conclusiones
Los resultados de este estudio parecen coincidir con aquellos otros que ponen de manifiesto que el mindfulness ayuda porque:

  • Nos revela la propia historia de aprendizaje/condicionamiento y el estado de la realidad, ayudándonos a regular nuestras emociones y reduciendo el sufrimiento (Siegel, Germer & Olendzki, 2009).
  • Trata el patrón de invalidación de sí mismo y la conducta impulsiva relacionada con la desregulación emocional (Rizvi, Shaw Welch, y Dimidjian, 2009).
  • Aprendemos a ver nuestras experiencias privadas tal como son, sin juzgarlas ni intentar controlarlas (Lynch, Chapman, Rosenthal, Kuo, & Linehan, 2006).
  • Cambia las respuestas automáticas relacionadas con emociones a través de la observación, la descripción y el no actuar (Lynch, Chapman, Rosenthal, Kuo, & Linehan, 2006).
  • Se reducen las respuestas secundarias a las emociones disminuyendo así el sufrimiento adicional (Lynch, Chapman, Rosenthal, Kuo, & Linehan, 2006).
  • Disminuye el apego a estímulos emocionales produciendo así reacciones emocionales menos intensas, con menor duración, y por lo tanto más tolerables (Lynch, Chapman, Rosenthal, Kuo, & Linehan, 2006).
  • Fomenta el cambio de perspectiva, facilitando así la autorregulación, la clarificación de valores, la flexibilidad conductual y la exposición (Shaphiro, Carlson, Astin y Freedman, 2006).
  • La práctica de mindfulness se asocia con mayor satifacción vital, autoestima, empatía y optimismo, y con menor depresión, ansiedad, disociación, rumiación, reactividad cognitiva y dificultades de regulación emocional (Keng, Smoski y Robins , 2011).

Fdo. Dra. Vanessa González Herero



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar